15 de noviembre de 2008

Sinestesia

Como algunos que me conocen ya saben, hay dos cosas "no-frikis" que me entusiasman: la sinestesia y los superfluidos. Esto segundo es algo más nuevo porque lo descubrí hace no mucho, el año pasado como muy pronto, y tampoco me he documentado apenas.

Sin embargo llevo ya unos añitos (no muchos ¿eh? un par o tres) con el ojo echado al tema de la sinestesia. Cada vez que encuentro una revista con un artículo relacionado, una noticia en el periódico o incluso una entrada en un blog corro rápidamente a comprarlo/leerlo.

Para entenderlo de forma rápida: un sinestésico huele sonidos, oye sabores, siente letras o saborea olores. ¿Qué? ¿Cómor? A ver si consigo explicarlo de alguna otra manera...

¿Qué significa oler un sonido? ¿Y decir que la letra A es roja? ¿O que las manzanas saben azul?

Una persona con sinestesia puede ver un color con diferente intensidad dependiendo de lo que esté comiendo. Otros, al comer, sienten que el ambiente se envuelve de un determinado color. Hay quien al oír música, sienten pinchazos con determinadas notas. Unos pocos perciben olores al leer. La más común de las sinestesias es la que hace que una persona vea cada letra, palabra o número de un color diferente.

Por ejemplo, mientras una persona no-sinestésica vería todos los números de la imagen de color negro, un sinestésico podría ver cada número de un color. De este modo un grupo de doses y cincos lo vería de la forma representada a la derecha.

Dicho de una forma más técnica, la sinestesia es un trastorno de la percepción en el que el estímulo recibido a través de uno de los sentidos provoca simultáneamente la sensación en otro. Hay drogas como el LSD que hacen que quien lo ingiera sufra los mismos síntomas que un sinestésico.

Las mujeres y los zurdos son más propensos a sufrir la sinestesia y además suelen tener una gran memoria (soy zurdo, pero esto de la memoria ya me descarta como posible sinestésico...).

Como ya he dicho, el tipo de sinestesia más frecuente (no lo he dicho pero la mayoría de los sinestésicos tienen solamente uno de los síntomas que he descrito, ¡tiene que ser un infierno tener varios!) es el de asociar colores a letras, palabras o números. De este modo, verán un determinado número siempre del mismo color o les vendrá ese color a la mente cada vez que vean ese número en algún lugar. Lo mismo para las letras o para las palabras.

Se cree que las personas sinestésicas tienen un "cortocircuito" que conecta diferentes sistemas sensoriales entre sí. Es decir, una persona que huele sonidos, aspirará para oler un objeto, enviará la información al cerebro pero ésta, debido al antes mencionado cortocircuito, puede haber pasado antes por el sistema sensorial del sentido del oído. Pero como ya he dicho, esto no son más que teorías porque aún no se ha demostrado nada.

Otra teoría bastante extendida es la que dice que todo el mundo es físicamente capaz de percibir los sentidos del mismo modo, pero que solo unos pocos son capaces hacerlo, capaces de usar determinadas partes de nuestro cerebro o sistema nervioso. Por supuesto, todo esto ocurre de forma totalmente involuntaria, nadie decide si quiere o no ver sonido u oler sabores.


¿A cual de las dos figuras llamarías Booba y a cual Kiki? El 95% de las personas llaman Kiki al primero y Booba al segundo. Este test se utiliza para demostrar que los sonidos que se dan a los objetos no se asignan de forma aleatoria.

Por otro lado, está comprobado que las sensaciones que tiene un sinestésico son completamente reales y no son fruto de su imaginación ni nada creado por el cerebro. Alguien que huele los sonidos lo hará siempre, y en todas las ocasiones del mismo modo y con el mismo resultado. Es decir, si se tiene la sensación de oler a fresa cada vez que se escucha la nota DO, esto será siempre así, se quiera o no, y todos los órganos/nervios relacionados con el olfato se pondrán en funcionamiento.

Muchas veces he sentido envidia por los sinestésicos. Lo que daría yo por poder experimentar esas sensaciones, todas las posibilidades que ello te da. Por ejemplo, puedes hacer de la música algo más placentero aún. Imagina que los sonidos te evocan sabores. Podrías hacer una bella melodía que a la vez hiciera que sintieras en tu boca el sabor de las comidas que más te gustan. ¡Doblemente placentero! Pero si lo piensas un poco más a fondo... los sonidos de la calle podrían saber mal, o los de la televisión, o la radio... y tendrías que evitar esos sonidos para no notar ese sabor tan desagradable en la boca cada vez que escuchases ese sonido. Tener el sabor a alcachofa cada vez que que oyera el sonido del chorro de agua de la ducha tiene que se un infierno... :(

Otra cosa que les sucede a los sinestésicos y que tienen en común con los daltónicos es que muchas veces pasan muchos años hasta que la persona se da cuenta de que padece sinestesia. Eso es porque desde nacimiento determinadas sensaciones te parecen normales, habituales, haciendo que no les des importancia o no prestando atención a ello.

Aquí un par de vídeos (en inglés) sobre la sinestesia. En el primero de ellos se ve a un tipo que los sabores le saben a diferentes colores. Por ejemplo, los pepinos saben rosa y los calabacines amarillo, y como odia el amarillo evita comer calabacines. Además come siempre comidas que le evocan colores parecidos. En el vídeo se ve cómo cena pollo con helado, porque los dos le dan una sensación azul muy armónica.



En el segundo de los vídeos, el 'prota' explica cómo ve las letras y números de diferentes colores, así como las formas. Le encanta la fotografía y saca fotos guiándose por los colores que siente al ver diferentes formas además de por los factores por los que lo haría una persona no-sinestésica. Además de esto, también siente colores al oír sonidos. Es algo poco frecuente eso de sufrir más de un tipo diferente de sinestesia.



Espero que os haya parecido al menos la mitad de emocionante de lo que me ha parecido a mi. Si encontráis algún vídeo interesante sobre el tema me sé de un bloggero que estará interesadísimo en echarle un vistazo :P

Funtes: neoteo, Wikipedia, emezeta.

6 comentarios:

Charly dijo...

Pues alguna vez si que lo habias comentado pero no sabia que tuvieras tanto interes en el tema.

Suena interesante pero se me ocurren monton de situaciones no agradables que preferiria no vivir. Asi que de momento yo contento con no tener Sinestesia ( o por lo menos no saber que la tengo jajaja)

Aun así parece que incentivas al consumo del LSD jajajaja. Cuidadin!

-=Mantxi=- dijo...

Incentivar, lo que se dice incentivar... ¡pero yo quiero saber cómo es ser sinestésico!

Pero con lo fácil que es que yo me enganche a algo va a ser que no xD (y con algo no me refiero a drogas, que después de releer la frase queda muuuy rara)

Makken Skeyes dijo...

Muy interesante... Yo no es que lo vea físicamente, pero mi mente siempre ha asociado, por ejemplo, el color rojo con la A o el azul con la E. O distintos colores a distintos días de la semana, como el martes que sería naranja. No es que lo vea así, pero mi cerebro hace esa asociación.

Qué curioso...

Muy bueno tu blog :)

mantxi dijo...

Pues eso es una muy buena descripción de la sinestesia :O

Y me da envidia en el fondo

Gracias por el comentario :)

Makken Skeyes dijo...

Así que se puede decir que soy sinestésico. De lo que se entera uno... y a qué edades... Yo que pensaba que sólo era raro... y resulta que mi rareza tiene explicación y todo xD

mantxi dijo...

Hay muchos daltónicos que no saben que los son hasta los tantos, porque no saben qué es no serlo y que lo suyo no es lo "normal", asi que supongo que con la sinestesia pasa lo mismo. Nunca es tarde!